Condenas de 15 y 10 años de prisión falso general y dos asistentes estafaban con rangos y armas

Por: Noticias EyM
Por Julio Benzant /
Fuente/Ciudad Oriental
Santo Domingo Este. El Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, impuso condenas de 15 y 10 años de prisión a un falso general de brigada y a dos de sus asistentes, encontrados culpable de conformar una banda que estafaban a ciudadanos con falsos ingresos a las filas militares, las ventas de armas de fuegos, carnets y rangos militares.

Los condenados a 15 años de prisión son José del Carmen Ramírez Rodríguez (a) General Ramírez y su hijo Robert Alexander Ramírez  Bautista (a) Mayor Ramírez, de 65 y 40 años de edad, respectivamente, ambos con domicilio en la calle Mella número 12, en el sector 30 de Mayo, en el Distrito Nacional.


Mientras, fue condenado a 10 años de prisión Julio Antonio Vargas Vargas (a) Coronel Pacheco, de 35 años de edad, residente en la calle Las Flores número 41, en el residencial Mirador del Oeste, en el Kilómetro 12 de la Carretera Sánchez, en Santo Domingo Oeste.

En tanto, a los imputados David Jesús Pichardo Guzmán y Cristina Rosario del Orbe (quien fungía como “la esposa del general”), les fueron dictadas sentencias absolutorias,  por insuficiencia de pruebas y por retiro de la acusación de parte del Ministerio Público, respectivamente.


El imputado Emilio Almonte García, residente en la calle 27 de Febrero no. 40, en el municipio de Los Alcarrizos, le fue desglosado el expediente, al ser declarado en rebeldía.



El grupo conformaba una red criminal que se dedicaba a la comercialización y tráfico ilegal de armas de fuego, falsificación de documentos oficiales y usurpación de rangos militares.

Los malhechores, que lograron estafar a más de 12 de ciudadanos, realizaban sus operaciones criminales en la provincia Santo Domingo, específicamente en la Base Aérea de San Isidro,  así como en las zonas turísticas de Punta Cana, Higuey y La Romana.

Los condenados y los favorecidos con absolución, fueron arrestados en abril del 2017, tras varios meses de iniciada la investigación del caso por parte de la Fiscalía de la provincia Santo Domingo, la Procuraduría Especializada para el Control y Tráfico de Armas, y la Dirección de Inteligencia del Ministerio de Defensa (J2).

Los falsos militares, captaban clientes y posteriormente les ofrecían armas de fuego, carnets militares y formularios 25, cobrándoles a los clientes entre 40 mil y 200 mil pesos.

El condenado José del Carmen Ramírez Rodríguez (a) General Ramírez, se hacía pasar como general de brigada de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD) y de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), solicitándole a las victimas elevadas sumas de dinero para la entrega de armas, carnets y formularios 25.

El falso general con su llegada a los lugares de usurpación, provocaba además que los visitados le ofrecieran regalos, destacándose que uno de los estafados confesó en el tribunal que le mando diez guineas, para su dieta.

Mientras, el segundo al mando, Ramírez  Bautista (a) Mayor Ramírez (el hijo del falso general), acompañaba a las víctimas a realizarse exámenes médicos y tomarse fotos para los carnets, y suministraba una cuenta bancaria para depositar los pagos.

En tanto, Vargas Vargas (a) Coronel Pacheco, acompañaba al hijo del falso general a los diseños e impresión de los carnets, mientras era parte de los que entregaba los documentos y formularios 25.

El falso general de brigada Ramírez Rodríguez, fue arrestado el seis de abril del 2017, luego de una labor de inteligencia, junto con su hijo Ramírez  Bautista (a) Mayor Ramírez, en su residencia del sector 30 de Mayo, en el Distrito Nacional.

Vea además: Arrestados dos falsos policías con pistolas y chalecos anti balas en la carretera Mella
En la residencia fueron ocupados decenas de formularios falsos de cargo de armas del Cuerpo de Ayudantes Militares, de la DNCD y el Ejercito Dominicano, formularios 25, pines y insignias militares, un revolver, una pistola, un sello pre-tintado de Intendencia de Arma de la Fuerza Aérea de República Dominicana (FARD) y más de un millón de pesos en efectivo, productos de las presuntas estafas.

Además, seis fotos con vestimenta de General del Ejercito color kaki, y ocho con traje blanco y  una gorra militar con el rango de general de brigada de la FARD.

Los demás miembros de la banda, fueron arrestados en allanamiento por separado, ocupándosele armas de fuego, carnets, uniformes e insignias militares, todos falsificados.


Según la acusación, por cada arma de fuego la estructura cobraba entre RD$40 mil y RD$ 200 mil, además de que ofrecía a sus clientes ingresarlos a las Fuerzas Armadas para que las portaran de manera legal, por lo que les pedían llenar el formulario de ingreso, también falsificado, y luego eran enviados a realizarse los estudios médicos correspondientes.

En el juicio de fondo, el tribunal compuesto por los jueces Elizabeth Rodríguez Espinal (presidente), Julio Aybar y Juan Pablo Ortiz Peguero (miembros), encontró culpable a los tres encartados en la violación de los Artículos 147, 148, 258, 259, 265, 266 y 405 del Código Penal Dominicano, y los artículos 66, 67, 68 y 70 de la Ley 631-16 de Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, en perjuicio de más de una decena de personas y el Estado dominicano.

Estos Artículos penalizan los delitos de asociación de malhechores, falsificación y uso de documentos públicos falsos, usurpación de funciones, estafa, porte, tenencia, comercio y tráfico de armas de fuego ilegales.

La condena fue obtenida luego de quedar demostrada la responsabilidad penal, de manos del fiscal Jonathan Elías Pérez Fulcar, del Departamento de Litigación Definitiva, quien destruyó la presunción de inocencia que estaban revestidos los ahora condenados.

El fiscal Miguel José Collado García, estuvo a su cargo la investigación, el escrito de acusación y la solicitud de Auto de Apertura a Juicio.

Los tres condenados le fueron impuestas por separado el pago de un millón 500 mil pesos  de indemnización  a las víctimas, además de los pagos de las costas penales y multas de 10 salarios mininos, a favor del Estado Dominicano.

El tribunal ordenó el decomiso de las armas incautadas, los vehículos, el dinero en efectivo y todas las demás pruebas materiales del proceso.

Además, fue autorizado un embargo conservatorio de los bienes de los imputados, a los fines de que las victimas puedan cobrar las indemnizaciones impuestas.

La lectura integra de la sentencia será el 20 de enero del 2020, fecha que abrirá los  plazos para recurrir en apelación la decisión judicial.

El falso general condenado y los otros dos justiciables, deberán cumplir las penas impuestas en la penitenciaría nacional de La Victoria.
Dicie,bre 2019
Etiquetas:

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget